"A lo mejor la vida solo consta de disfrutar de los pequeños momentos."

7 de octubre de 2013

Para que mentirnos, te necesito.

No es un buen día, no se acerca ni un buen mes. A lo mejor es este año que me trae de cabeza. No se que tiene que ver pero me duele el alma. Se me hace cuesta arriba decir que es un buen día porque no lo es, no se presenta ni un buen año. Llega el invierno y tampoco cambia porque cada par de sonrisas cambian. Y necesitas a alguien que cada vez te proteja mas y mas del frío, del frío que recorre tu costado y alberga en tu pecho. Esta claro que faltas tu, que faltas en este horrible frío, para abrazarme y no dejar que el frío me atropelle. Me deja tirada, me deja irme lejos. Estaría hora tras hora arrinconada en la cama esperándote. o simplemente acurrucada en el sofá hasta dormirme. No siento el frío cuando estás ahí delante tampoco me importa, no se si es necesario que vuelvas. A mi me encantaría que por cada sentimiento que recorre tu corazón estuviera escrito mi nombre. Que tu sonrisas me las dedicaras a puño y letra. Dedicadas a fuego. Que sonrieras siempre pero que cuando estas conmigo sienta que verdaderamente estas ahí para estar pendiente de mi. Se me hace difícil contar esto cuando se que no pasara, que las mentiras se esfuman con el viento y también junto a las promesas. Me encantaría hacer realidad esto, de verdad. Pero no va a ser posible silenciar a mi conciencia para que se calle, tampoco podrás sobornarle no te contara nada. Mi corazón es muy frágil, pero tampoco te lo contara tiene demasiado orgullo.

Please stay... | via Facebook
"Me terminaras echando de menos." Me dijo mientras me rodeaba con sus brazos, la verdad es que no mentía y tenía toda la razón del mundo. Le echaría de menos cada día y hasta cada hora. No verle a menudo era demasiado peliagudo, se me hacia difícil. Y sentía que poco a poco de iba yendo a pasos de gigante. Lo gigante eran mis lagrimas al darme cuenta que en verdad el tenia razón que le echaría de menos que el a lo mejor menos. Pero ¿y si no podía vivir sin el? ¿y si necesitaba de su ayuda todos los días para poder sacar una sonrisa? Ahí estaba el problema no podía depender de el, era demasiado comprometido. Como iba a encadenarme a sus recuerdos, a nuestros recuerdos. Que en verdad ese nosotros no existía. Que percal, era pronunciar su nombre y saber que nunca volvería. Yo necesitaba situarme en sus brazos para estar a salvo. Le necesitaba. Y siempre lo haría. Le echaría de menos, sí. Pero era un reto, un reto que debía pasar con sobresaliente. Salir adelante sin el, sin la necesidad de tenerle. Mantenerme fuerte pese a no tener sus palabras. Difícil era, y arriesgado muchísimo mas. Pero era lo que debía haces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario