"A lo mejor la vida solo consta de disfrutar de los pequeños momentos."

10 de diciembre de 2013

16.

¿De que trata un historia de amor sin amor? ¿y una historia de terror sin oscuridad ni miedo? ¿de que va la sintonía de una canción lenta? ¿y de una rápida? ¿Por que es tan difícil explicar que no trataría de nada?

Que sin amor las historias de amor se funden, y que sin miedo las de terror se desvanecen. Es difícil de explicar. Es como aquella estrella fugaz, que es tan fugaz que ni se ve. Que es como la vida que pasa sin darse cuenta. Que pasas de los diez años a los dieciséis cerrando los ojos y contando cinco. Se va la vida tan contenta y sin preocuparse del '¿como?' Coge las maletas y a la primera de cambio te saluda diciendo adiós con la mano. Parece mentira. Te hace ilusión crecer, hasta llegar a la edad en la que quieres volver a los dieciséis. Volver a oír a tu madre gritarte, jurarte que estaría ahí toda la vida cuando tenias tres años. Suena un poco concluyente porque todo se esfuma y pasa a miles de kilómetros por hora a tu al rededor. Ahí es cuando ves tu vida correr desde recién nacido hasta anciano pasando por la inolvidable juventud. Pero la verdad es que no quieres crecer, solo quieres creer. Que son cosas demasiado diferentes, creer que habrá cosas mejores y que cambiara rápido que eso se nos daba bien.

Ahora es cuando me toca a mi. Me acumulo entre sabanas y me acurruco en el colchón sintiendo que ojala me quedara así toda la vida. Recogiendo cien ciudades y degustando miles de recuerdos con los dedos. Casi juntos sin tener contacto visual. Un tanto sola sembrando esperanza en los sitios mas recónditos de aquí. Pero me voy, aunque el no quisiera venir. Yo siempre le esperaría junto la chimenea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario